Archivo de la categoría: CASTAÑAS

LAS CASTAÑAS FUENTE INAGOTABLE DE VIRTUDES

CASTAÑAS

Las castañas son un alimento saludable con importantes beneficios nutricionales que podemos encontrar en el otoño. De hecho, casi podríamos decir que se trata del alimento más característico del otoño, una época en la que es común comerlas asadas para mitigar el frío que es habitual que haga durante esta bella época del año.
De hecho, como podremos ver a lo largo de esta nota, se trata de un fruto seco tremendamente rico en nutrientes, aportando sobretodo hidratos de carbono y fibra, así como vitaminas del grupo B, ideales para reducir la sintomatología propia del otoño, en la que es común sentirnos apáticos o melancólicos.

Las castañas vienen a ser uno de los frutos por excelencia del otoño, un momento y una época de cambio, de recogimiento interior, y un tiempo en el que podemos comenzar a disfrutar del frío, de la lluvia, y de todo aquello que representa esta estación del año.

Lo más destacado en un primer momento son las pocas calorías que tienen, algo que se combina muy bien con su alto contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono.

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.

Son una buena fuente de minerales, entre los que destacamos el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y según algunos estudios se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares.

Aunque son conocidas también porque en las digestiones pueden llegar a resultar pesadas, si las masticamos bien y no las comemos en exceso, esta cuestión quedaría solventada.

Eso sí, para aquellos personas que tengan un estómago delicado, recomendamos que sean consumidas en forma cocida o asada, antes que crudas.

Las castañas, propiedades más importantes

Alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra.
Bajo contenido calórico (en torno a 190 Kcalorías/100 gr.).
Alto contenido en minerales: magnesio, potasio, hierro y fósforo.
Propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.
El otoño es una buena época para disfrutarlas, en nuestro blog encontrarás recetas deliciosas.

TARTA DE CHOCOLATE Y CREMA DE CASTAÑAS

INGREDIENTES: 500 gramos de crema de castañas dulce 3 huevos 100 gramos de chocolate 100 gramos de mantequilla 20 gramos de harina azúcar glass. PREPARACIÓN: Primero de todo elaboramos la crema de castañas,necesitamos:400 gramos de castañas, 400 ml. de leche, 180 gramos de azúcar, una pizca de sal y ½ vaina de vainilla.lavamos las castañas y las preparamos un corte, ponemos una olla con agua,hervimos y escaldamos las castañas en ella durante cinco minutos,las retiramos y escurrimos procurando pelarlas sin dejarlas enfriar.Luego ponemos en un cazo las castañas, el azucar, la sal, la leche y la vaina de vainilla, llevamos a ebullición y a continuación bajamos el fuego para dejar cocer unos veinte minutos hasta que estén tiernas. sacamos la vaina de vainilla y trituramos las castañas hasta obtener una crema fina.Una vez preparada la crema de castañas reservamos . Unta el molde con un poco de mantequilla y precalienta el horno a 180º C. Pon la crema de castañas en un cuenco amplio, añade los huevos y la harina. Funde la mantequilla en el microondas y estando caliente, añade el chocolate fondant troceado, mezcla bien para que se funda. Una vez tengas una crema de chocolate brillante y fina, viértela sobre la crema de castañas y el resto de ingredientes, mezcla bien hasta obtener una masa homogénea y rellena con ella el molde. Hornea la tarta de chocolate y crema de castañas durante 40 minutos aproximadamente, hasta que esté bien hecha en su interior y ligeramente crujiente por fuera. Retira entonces del horno y deja enfriar antes de desmoldar.

FLAN DE CASTAÑAS

INGREDIENTES: 4 huevos 3 tazas de leche 1 rama de canela marrón glasé al gusto 250gr.de azucar 500gr. de castañas media taza de nata montada PREPARACIÓN: Dar un corte a las castañas y cocer en agua hasta que estén medio cocidas; escurrirlas y pelarlas, quitando la piel interior. Poner en un cazo y cubrirlas con leche y 100 g de azúcar, y cocer hasta que estén blandas. Pasarlas por un pasapuré y reservar. Cocer 1/2 l. de leche con la ramita de canela. Batir en un cuenco los huevos con 130 g de azúcar y añadir la leche templada sin la canela; añadir el puré de castaña y mezclar muy bien. Caramelizar un molde con 3 cucharadas de azúcar y unas gotas de agua. Rellenarlo con la crema y poner al baño maría, en el horno precalentado, a 170º, durante 40 minutos o hasta que se haya cuajado. Dejar enfriar y desmoldar. Servir adornado con nata montada y marrón glase.

MARRÓN GLASÉ

INGREDIENTES: 500 gr de castañas 2 vasos de agua 2 vasos de azúcar 3 estrellas de anís 1 rama de canela la peladura de un limón PREPARACIÓN: Lo primerito, quitar la parte dura a las castañas, para ello hacemos un corte en la piel y con cuidadito vamos pelándolas. Llenamos una cazuela con agua y cuando rompa a hervir ponemos las castañas dentro y dejamos por espacio de 5 minutos, sacamos sobre un lienzo y comenzamos a retirar con sumo cuidado de no romperlas toda la telilla interior que las cubre, haceros con un cuchillo que tenga punta para limpiarlas bien. En un cazo amplio, esto es importante, ponemos el agua, azúcar, canela, piel de limón y el anís, llevamos a ebullición y añadimos las castañas, a partir de este momento no las vamos a tocar, nos ayudaremos de las asas de la olla. Dejamos hervir por espacio de 30 minutos, retiramos y dejamos que enfríen COMPLETAMENTE, volvemos a llevar al fuego, dejamos nuevamente que rompa a hervir, dejamos durante 5 minutos y nuevamente retiramos, así lo haremos más o menos 8 veces. Ponemos una vez frías sobre la bandeja del horno y con el horno precalentado las secamos a 150º más o menos durante 40 minutos. Dejamos enfriar…y listas para comer.

CASTAÑAS ALGÚN TRUCO

Las castañas frescas y tiernas son difíciles de pelar, aunque un método fácil para limpiarlas consiste en hacer un corte profundo en forma de cruz en la cáscara y ponerlas en remojo durante 15 minutos en agua caliente. A continuación, se escurren, se introducen en el horno a 180ºC hasta que la cáscara se comience a curvar, sin que llegue a tostarse por dentro. Las castañas se pelan calientes. Si la piel interior no se despega, se vuelven a introducir en agua hirviendo durante 1 minuto. Se sacan y se frotan con un trapo de cocina. De este modo, ya están listas para consumir en el momento o para conservarlas en almíbar o congeladas.